Para visitar la página de inicio del EUFIC, haga clic aquí
Seguridad alimentaria y calidad
Tecnología alimentaria
Food Risk Communication
Nutrición
Salud y estilo de vida
Enfermedades relacionadas con la dieta
Consumer Insights
(Solamente en inglés)
Food for thought
(Solamente en inglés)
Iniciativas de la UE
(Parcialmente traducido)
Bajo los focos
Equilibrio energético

Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Nosotros subscribimos los Principios del código HONcode.
Compruébelo aquí.



ALIMENTACIÓN HOY EN DÍA 09/2011

Enriquecer los alimentos – optimizando los alimentos

El enriquecimiento de los alimentos puede utilizarse para aumentar el contenido de micronutrientes o para reemplazar los nutrientes perdidos en el procesamiento, desempeñando un papel importante en la prevención de deficiencias nutricionales en la dieta. Vamos a ver cómo el enriquecimiento de los alimentos puede beneficiar tanto individualmente como colectivamente, sin dejar de ser un área de controversia.
Con la gran variedad de alimentos que se ofrecen actualmente a la mayoría de europeos, las deficiencias alimentarias deberían ser algo del pasado. Sin embargo, ciertos micronutrientes como el yodo, ácido fólico, calcio y vitamina D siguen siendo críticos. Asi que, ¿deben los europeos ingerir más alimentos ricos en micronutrientes, o deben estar enriquecidos con micronutrientes los alimentos que consumen? Ambos métodos podrían ser útiles.
 
Antes de seguir adelante, vale la pena definir enriquecer como “la práctica deliberada de aumentar el contenido de un micronutriente esencial, es decir, las vitaminas y los minerales (incluidos los oligoelementos) en un alimento, con el fin de mejorar la calidad nutricional de los alimentos y proporcionar un beneficio para la salud pública con un riesgo mínimo para la salud.”1
 
El pasado
Históricamente se observaron en Europa deficiencias de yodo y vitamina D, siendo el bocio y el raquitismo algo común. El bocio indica deficiencia grave de yodo, pero aun siendo leve, se puede observar un deterioro mental. Una estrategia eficaz para controlar la deficiencia de yodo ha sido el añadir yodo a la sal común2. Desde la introducción de sal yodada en 1922, Suiza redujo sus tasas de bocio severo y hoy en día mantiene un nivel adecuado de consumo de yodo en su población. También tuvo éxito el enriquecimiento de la leche con vitamina D, eliminando casi el raquitismo infantil3. Del mismo modo, el enriquecimiento obligatorio de la margarina con vitaminas A y D para asemejarlo a las cantidades encontradas en la mantequilla, ha ayudado a establecerlo como un equivalente nutricional1. En otras palabras, si la gente cambia la mantequilla por la margarina mantendrá la ingesta de esos nutrientes esenciales. A pesar de estos esfuerzos, la vitamina D ha resurgido en los últimos años como un problema de salud pública, además de su conocida función sobre la mineralización de los huesos y dientes, y está en marcha un debate sobre las recomendaciones apropiadas3,4.
 
En la actualidad
La estrategia de enriquecimiento de alimentos más reciente ha sido la adición de ácido fólico a la harina para reducir los defectos del tubo neural. Esto es obligatorio en los EE.UU desde 1998, pero voluntario en Europa. El obligatorio enriquecimiento de alimentos trae controversias debido a la preocupación de que aumente el riesgo de cáncer de intestino5. Una de las desventajas del enriquecimiento de alimentos es la posibilidad del consumo excesivo de nutrientes por parte de algunos grupos, y el no consumo de aquellos para los que el enriquecimiento resulta beneficioso6. Una característica clave del enriquecimiento es calcular la cantidad óptima de nutrientes que va a ser utilizado. Tiene que ser eficaz, pero seguro. Un estudio reciente ha demostrado que la ingesta de nutrientes de suplementos y alimentos enriquecidos difiere considerablemente de país a país dentro de Europa y que la nutrición inadecuada en niños europeos da pie a un mayor enriquecimiento de los alimentos consumidos en la actualidad con micronutrientes seleccionados7,8. Existen estrictas regulaciones en la ley de la Unión Europea que controla el nivel de micronutrientes añadidos a los alimentos y su uso como fortificantes9.
 
Los productos que se usen para enriquecer los alimentos deben estar en una forma que el cuerpo pueda utilizar fácilmente. El hierro es un buen ejemplo, se presenta de dos formas – hierro hemo (procede de alimentos de origen animal) y hierro no hemo (de origen animal y vegetal). El hierro de origen animal (carne, pescado y aves) se absorbe mejor que el hierro de fuentes vegetales. La adición de hierro como fortificante es en forma de hierro no hemo, pero su utilización en el organismo puede mejorarse. La vitamina C (p. ej., de las frutas cítricas) y proteínas de carne, pescado y aves aumentan la absorción de hierro no hemo.
 
Los alimentos enriquecidos no reemplazan la necesidad de una dieta sana, equilibrada y variada. El enriquecimiento puede ser autolimitado debido a los altos niveles de nutrientes adicionales que alteran el sabor y apariencia de un alimento. Una dieta que aporte un nivel adecuado de nutrientes equilibrados no sirve de nada si no tiene apariencia y buen gusto para que se pueda comer. Sin embargo, los consumidores de alimentos enriquecidos, se acercan más a los niveles de nutrientes adecuados que los que no los toman.
 
Los programas de enriquecimiento de alimentos generalizado han tenido éxito a nivel poblacional, aunque habría que intentar acercarse a aquellos grupos con requisitos nutricionales específicos, y disminuir el riesgo de un exceso de suministro de nutrientes a los que no tienen mayores necesidades. Las etiquetas nutricionales pueden servir de guía en cuanto a la cantidad de nutrientes específicos que tiene un alimento dado.
 
El futuro
Se está intentando descifrar la relación entre las necesidades de la dieta y la genética, para que las recomendaciones nutricionales puedan ser individualizadas. Además, la estabilidad de los nutrientes y la absorción en los alimentos fortificados se mejoran continuamente. Con métodos delicados y estandarizados para evaluar con precisión la oferta alimentaria, se allanará el camino para un enfoque personal a la optimización de la ingesta de nutrientes.
 
Referencias
  1. WHO/FAO (2006). Guidelines on food fortification with micronutrients. Geneva, Switzerland.
  2. Zimmermann MB et al. (2008). Iodine-deficiency disorders. Lancet 372 (9645):1251-1262.
  3. Gordon CM et al. (2008). Prevalence of vitamin D deficiency among healthy infants and toddlers. Arch Pediatr Adolesc Med 162:505-512.
  4. Piirainen TK et al. (2007). Impact of national fortification of fluid milks and margarines with vitamin D on dietary intake and serum 25-hydroxyvitamin D concentration in 4-year-old children. Eur J Clin Nutr 61:123-128.
  5. Kim YI. (2007). Folate and colorectal cancer: an evidence-based critical review. Mol Nutr Food Res 51(3):267-292.
  6. EFSA (2009). Folic acid: an update on scientific developments. EFSA Meeting Summary Report 3, doi: 10.2805/21712
  7. Flynn A et al (2009). Intake of selected nutrients from foods, from fortification and from supplements in various European countries. Food Nutr Res 53:1-51. doi: 10.3402/fnr.v53i0.2038.
  8. Serra-Majem L. (2001). Vitamin and mineral intakes in European children. Is food fortification needed? Public Health Nutr 4(1A):101-107.
  9. Reglamento (CE) no 1925/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 20 de diciembre de 2006 , sobre la adición de vitaminas, minerales y otras sustancias determinadas a los alimentos. OJ L 404, 30.12.2006, p. 26–38.
Podcasts relacionados
Ingesta dietética, Obesidad , Dieta y control de peso
Obesidad , Dieta y control de peso, Trastornos alimentarios, Ingesta dietética, Comportamiento alimentario
SOBRE EUFIC
El Consejo Europeo de Información sobre la Alimentación (EUFIC) es una organización sin ánimo de lucro que proporciona información científica sobre la seguridad y calidad alimentaria y la salud y nutrición a los medios de comunicación, a los profesionales de la salud y la nutrición y a los educadores, de una forma que la pueden entender los consumidores.

Leer más
Fecha de la última actualización 17/04/2014
Visualizar todos los resultados de búsqueda