Para visitar la página de inicio del EUFIC, haga clic aquí
Seguridad alimentaria y calidad
Tecnología alimentaria
Food Risk Communication
Nutrición
Salud y estilo de vida
Enfermedades relacionadas con la dieta
Consumer Insights
(Solamente en inglés)
Food for thought
(Solamente en inglés)
Iniciativas de la UE
(Parcialmente traducido)
Bajo los focos
Equilibrio energético

Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Nosotros subscribimos los Principios del código HONcode.
Compruébelo aquí.



ALIMENTACIÓN HOY EN DÍA 09/2003

Mantener la línea

Food TodayEn dos artículos anteriores de esta serie dedicados a los problemas derivados del exceso de peso (FoodToday 37 y 38) se examinaban sus consecuencias físicas, psíquicas, económicas y sociales. Estos artículos advertían de que las dietas milagrosas y las píldoras mágicas no sirven para nada, insistían en el hecho de que perder peso de manera consciente no es una tarea fácil y ofrecían algunos consejos prácticos para lograrlo. Sin embargo, lo verdaderamente difícil es mantener la línea después.

Este artículo no se ocupa de las dietas del verano, que suelen seguirse menos en serio al final de la temporada, cuando la ropa más ancha permite ocultar los excesos, ya que lo importante es intentar mantener el peso bajo control. Las llamadas dietas ‘yoyó’ no mejoran la salud, aunque algunos estudios recientes han demostrado que tampoco son perjudiciales.

Este artículo se dirige a las personas que han conseguido perder entre un 5% y un 10% de su peso, esto es, la reducción mínima con efectos positivos para la salud. Este beneficio se hará notar mientras no se vuelva a ganar peso, por lo que es importante perderlo de manera definitiva y, si es posible, tomar las medidas necesarias para alcanzar el peso ideal en relación con la altura.

No se debe inducir a nadie a pensar que se trata de una tarea fácil, ya que la única manera de lograrlo es cambiar significativamente de estilo de vida

En los artículos anteriores se resaltaba que, cuando se sigue un régimen, no sólo se produce una inmediata reducción de la cantidad de energía que se gasta, sino que además, al estabilizarse el peso en niveles más bajos, se produce un importante descenso de la tasa de metabolismo basal y de la energía necesaria para la actividad corporal. Esto significa que se debe ajustar el equilibrio entre la energía que se ingiere y la que se gasta; de lo contrario, el peso aumentará automáticamente.

En este nuevo estilo de vida más saludable, el equilibrio entre la energía ingerida y la gastada debe cambiarse incrementando el gasto de energía (haciendo ejercicio) y reduciendo la ingesta (comiendo menos). Seguidamente encontrará algunas sugerencias que le ayudaran a realizarlo.

De manera general
a. No se trata de un cambio temporal, sino de por vida, una vida más larga y saludable.
b. Piense detenidamente cómo puede lograrlo siguiendo su estilo de vida preferido. Si éste no es realista, la experiencia demuestra que no durará. Normalmente, es posible encontrar una solución aceptable planificándola por adelantado. Somos animales de costumbres, y debemos asegurarnos de que éstas sean buenas.
c. Pésese semanalmente. Ajustando los niveles de actividad y de ingesta, podrá mantener un peso constante con un margen de 2 ó 3kg.
Incrementar el gasto de energía
a. Está demostrado que hacer ejercicio de manera regular no sólo es vital, sino que además es casi la única manera de no volver a ganar peso. El ejercicio ayuda a mantener el equilibrio de energía, mejora la función cardiaca y pulmonar, reduce el riesgo de depresión y evita aburrirse y picar entre las comidas.
b. El ejercicio será más efectivo cuanto más intenso sea, pero también es saludable caminar o ir en bici, en vez de desplazarse en coche o en autobús, y utilizar las escaleras en lugar del ascensor.
Reducir la ingesta de alimentos
a. Busque un ritmo de comidas que le convenga. Algunas personas encuentran que desayunar abundantemente evita excederse durante el resto del día. La mayoría considera adecuado hacer tres comidas (dos ligeras y una más completa).
b. Reduzca el consumo de calorías reduciendo el de grasas y alcohol, que son muy energéticos pero no sacian el hambre de forma duradera. Es preferible consumir hidratos de carbono, especialmente los que contienen fibra.
c. Reduzca las raciones y use un plato más pequeño para tener la sensación de comer más.
d. Tomar cinco piezas o raciones de frutas o verduras al día ayuda a controlar el peso y además es muy saludable.
e. No evite las comidas de trabajo o las celebraciones. Organícese de antemano para poder permitirse algún exceso. En estos casos, elija cuidadosamente los platos y tome raciones pequeñas para evitar problemas.
f. Analice las causas que le llevan a comer entre las comidas y trate de encontrar una solución.

Funciona y merece la pena. “Que tenga un buen día” “Que tenga un buen estilo de vida”

SOBRE EUFIC
El Consejo Europeo de Información sobre la Alimentación (EUFIC) es una organización sin ánimo de lucro que proporciona información científica sobre la seguridad y calidad alimentaria y la salud y nutrición a los medios de comunicación, a los profesionales de la salud y la nutrición y a los educadores, de una forma que la pueden entender los consumidores.

Leer más
Fecha de la última actualización 15/04/2014
Visualizar todos los resultados de búsqueda