Para visitar la página de inicio del EUFIC, haga clic aquí
Seguridad alimentaria y calidad
Tecnología alimentaria
Food Risk Communication
Nutrición
Salud y estilo de vida
Enfermedades relacionadas con la dieta
Consumer Insights
(Solamente en inglés)
Food for thought
(Solamente en inglés)
Iniciativas de la UE
(Parcialmente traducido)
Bajo los focos
Equilibrio energético

Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Nosotros subscribimos los Principios del código HONcode.
Compruébelo aquí.



ALIMENTACIÓN HOY EN DÍA 05/2011

La medición de la carga de enfermedad. Los conceptos de AVAC y AVAD.

Las intervenciones en materia de salud pública pretenden reducir la carga de la enfermedad y aumentar la calidad de vida de la población. ¿Cuáles son los problemas sanitarios más acuciantes? ¿Qué intervenciones tienen más probabilidad de tener éxito? ¿Ofrecen una buena relación calidad-precio? Existen dos indicadores: los AVAC y los AVAD, que facilitan este tipo de evaluaciones.
Introducción
La esperanza de vida media ha aumentado, pero ¿son esos años adicionales de vida sanos, productivos y agradables? Para su evaluación y comparación, las intervenciones sanitarias se someten a análisis de coste-efectividad con el fin de medir su impacto tanto en la longitud como en la calidad de la vida. Los AVAC (años de vida ajustados por calidad) y AVAD (años de vida ajustados por discapacidad) son términos de uso común en este contexto. Los AVAC miden los años de vida con una salud óptima, mientras que los AVAD representan una medida de los años de vida en relación con la pérdida de salud. Son los indicadores más utilizados para la evaluación de riesgos y beneficios.
 
Los años de vida ajustados por calidad (AVAC)
Los AVAC se inventaron en los años 70 y desde mediados de los años 90 se han convertido en una herramienta estándar reconocida a nivel internacional1. Un AVAC es el producto aritmético de la esperanza de vida combinado con una medida de la calidad de vida en los años restantes. El cálculo es relativamente simple; se sopesa la cantidad de tiempo que es probable que pase una persona en un estado de salud en particular con una puntuación de utilidad procedente de valoraciones estándar. En dichos sistemas de valoración, el “1” equivale a una salud perfecta y el “0” a la muerte. Dado que algunos estados de salud se caracterizan por una discapacidad y dolor graves, se consideran peor que la muerte, por lo que reciben valores negativos2.
 
Si una intervención proporciona una salud óptima durante un año adicional, produciría un AVAC. Igualmente, una intervención que ofreciera dos años más de vida con un estado de salud de 0,5 equivaldría a un AVAC. Este efecto está relacionado con su coste, el coste por AVAC. Por ejemplo, si un nuevo tratamiento proporcionara 0,5 AVAC adicionales y el coste por paciente del nuevo tratamiento fuera de 5.000 Ä, el coste por AVAC sería de 10.000 Ä (5.000/0,5)2.
 
Los años de vida ajustados por discapacidad (AVAD)
El AVAD es una herramienta alternativa que surgió a principios de los años 90 para cuantificar la carga de la enfermedad. Los AVAD suman los años de vida perdidos (AVP) debido a la mortalidad prematura y los años perdidos por enfermedad/discapacidad (APD)1.
 
Los AVP se calculan de acuerdo con el número de muertes a cada edad multiplicado por la esperanza de vida estándar para dicha edad. Los APD representan el número de casos de enfermedad/discapacidad de un período multiplicado por la duración media de la enfermedad/discapacidad, teniendo en cuenta un factor de enfermedad/discapacidad. Por ejemplo, una mujer con una esperanza estándar de vida de 82,5 años que muere a la edad de 50 tendría 32,5 AVP. Si además se quedara ciega a los 45 años, esto añadiría 5 años más en un estado de discapacidad con un factor de peso del 0,33, lo que resultaría en 0,33 x 5 = 1,65 APD. En total, esto representaría 34,15 AVAD.
 
En el caso de los AVAD, la escala utilizada para medir el estado de salud se invierte convirtiéndose en una escala de gravedad en la que el “0” equivale a una salud perfecta y “1” equivale a la muerte. Los factores de peso se ajustan dependiendo de la edad para reflejar la preferencia social en relación con los años de vida de un adulto joven (por encima de un adulto mayor o un niño). También se descuentan con el tiempo, lo que favorece los beneficios inmediatos para la salud, más que los beneficios futuros3.
 
Es importante comprender las diferencias existentes entre los AVAC y los AVAD ya que no son conceptos intercambiables. Los dos indicadores pueden producir resultados diferentes dependiendo de la edad de comienzo de la enfermedad y su duración, y de si se tiene en cuenta la edad y la discapacidad.
 
Limitaciones de los AVAC y AVAD
Los AVAC y los AVAD pueden aplicarse a una amplia gama de enfermedades e intervenciones en distintos tipos de poblaciones; sin embargo, ambos conceptos reciben críticas. Ninguna de estas medidas recoge en su totalidad los efectos más amplios que se derivan de las intervenciones; efectos como: la salud emocional y mental, el impacto en los cuidadores y en la familia, o los efectos no relacionados con la salud, tales como las consecuencias económicas y sociales (Ej. la pérdida del trabajo)1,4.
 
Los AVAC pueden carecer de sensibilidad y ser difíciles de aplicar en el caso de enfermedades crónicas y tratamientos preventivos. La derivación de “utilidades del estado de salud” para definir los factores de peso para estados de salud específicos es subjetiva y objeto de controversia. Pueden utilizarse medidas específicas para la enfermedad, pero éstas deben interpretarse con cautela2. De forma similar, las cifras estándar de esperanza de vida pueden sobrevalorar los AVAD ahorrados cuando la esperanza de vida local es inferior1.
 
Finalmente, la consideración de la preferencia social y el descuento de los AVAD plantean algunas cuestiones éticas: ¿Son los adultos jóvenes y los no discapacitados personas más productivas y valiosas para la sociedad? ¿Disminuye el valor de la salud con el paso del tiempo?
 
Conclusión
Los AVAC y los AVAD son herramientas para medir la mortalidad y la morbilidad que se utilizan a nivel internacional para evaluar las intervenciones y los tratamientos de salud pública. Su aplicación en el ámbito de la salud pública permite que quienes diseñan las políticas tomen decisiones informadas y que los países elijan soluciones sanitarias vitales que sean rentables1.
 
Referencias
  1. Sassi F. (2006). Calculating QALYs, comparing QALY and DALY calculations. Health Policy Plan 21(5):402-408.
  2. Phillips C, Thompson G. (2009). Health economics (2nd edition): http://www.medicine.ox.ac.uk/bandolier/painres/download/whatis/QALY.pdf
  3. World Health Organization. The Global Burden of Disease concept. Disponible en: http://www.who.int/quantifying_ehimpacts/publications/en/9241546204chap3.pdf
  4. Anand S, Hanson K. (1997). Disability-adjusted life years: A critical review. J Health Econ 16:685-702.
SOBRE EUFIC
El Consejo Europeo de Información sobre la Alimentación (EUFIC) es una organización sin ánimo de lucro que proporciona información científica sobre la seguridad y calidad alimentaria y la salud y nutrición a los medios de comunicación, a los profesionales de la salud y la nutrición y a los educadores, de una forma que la pueden entender los consumidores.

Leer más
Fecha de la última actualización 01/09/2014
Visualizar todos los resultados de búsqueda