Para visitar la página de inicio del EUFIC, haga clic aquí
Seguridad alimentaria y calidad
Tecnología alimentaria
Food Risk Communication
Nutrición
Salud y estilo de vida
Enfermedades relacionadas con la dieta
Consumer Insights
(Solamente en inglés)
Food for thought
(Solamente en inglés)
Iniciativas de la UE
(Parcialmente traducido)
Bajo los focos
Equilibrio energético

Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Nosotros subscribimos los Principios del código HONcode.
Compruébelo aquí.



ALIMENTACIÓN HOY EN DÍA 05/2008

El proyecto SAFE FOODS de la UE cuestiona los métodos actuales de análisis de riesgos alimentarios

Food TodayEl modelo clásico de análisis de riesgos alimentarios desarrollado en los años 90 divide el proceso de análisis de riesgos en tres etapas: evaluación de riesgos, gestión de riesgos y comunicación de riesgos. Sin embargo, algunos científicos creen que este modelo y las prácticas asociadas al mismo no satisfacen las preocupaciones de los consumidores en cuestiones de seguridad alimentaria.

El proyecto SAFE FOODS

SAFE FOODS (ALIMENTOS SEGUROS), un proyecto integrado financiado por la UE (desde abril de 2004 hasta junio de 2008) ha adoptado un enfoque más holístico en relación con la seguridad alimentaria para responder directamente a las preocupaciones de los consumidores. Este proyecto ha reunido a 37 socios del consorcio, incluyendo a destacados institutos europeos de investigación alimentaria, organizaciones, universidades y colaboradores de Sudáfrica y China.

SAFE FOODS ha realizado un estudio para identificar las preocupaciones de los consumidores en cuanto a la seguridad alimentaria, priorizar estas preocupaciones de forma eficiente y descubrir la mejor manera de utilizar las herramientas disponibles en la actualidad (p. ej. tecnología, estudios, procesos reguladores), y de este modo responder mejor a las necesidades de los consumidores.

SAFE FOODS ha adoptado una perspectiva multidisciplinar para estudiar cómo todos los aspectos del proceso de análisis de riesgos pueden evolucionar potencialmente, desde la evaluación científica del riesgo hasta su comunicación a los consumidores. Uno de los hallazgos clave ha sido que este proceso puede optimizarse utilizando la información existente en cada país para tener un punto de viste paneuropeo o global.

Lograr el acceso internacional a los recursos nacionales

SAFE FOODS ha desarrollado una base de datos en línea de 400 expertos en seguridad alimentaria procedentes de 260 organizaciones de más de 35 países. Los gobiernos y autoridades podrán utilizar esta tecnología para identificar rápidamente a los expertos que requieran.

El equipo de SAFE FOODS también ha creado un punto de transferencia en Internet totalmente operativo a través del cual los miembros registrados pueden intercambiar información de cada país sobre problemas emergentes y amenazas a la seguridad alimentaria. Esta tecnología acelera la identificación de amenazas al reunir el punto de vista de más de 300 iniciativas nacionales, de cada uno de los países participantes, y europeas sobre cuestiones de seguridad alimentaria. Aunque la base de datos está aún en proceso de desarrollo, varias organizaciones de diferentes países y europeas ya han expresado su interés por convertirse en usuarias de la misma.

¿Tarta de manzana o apfelstrudel?

Los países recopilan datos sobre el consumo de alimentos y los contaminantes y toxinas presentes en ellos, pero la posibilidad de comparar los datos se ve limitada porque los alimentos se codifican y recogen de manera diferente en cada país. SAFE FOODS ha superado este desafío utilizando el método armonizado de codificación Codex que permite dar nuevos códigos a los productos alimentarios (p. ej. tarta de manzana) en cinco países en función de sus ingredientes (p. ej. manzanas, harina, azúcar, mantequilla). Este nuevo sistema de codificación de los datos de cada país ha permitido que SAFE FOODS realice una simulación en la que se ha observado si los distintos hábitos de consumo o prácticas de control pueden explicar las diferencias entre los datos de cada país.

La tecnología más moderna

SAFE FOODS se ha dedicado a explorar las maneras de integrar las tecnologías más modernas para maximizar el uso de los datos disponibles. El proyecto ha analizado la composición de las patatas y el maíz empleando una novedosa técnica “ómica”. Esta tecnología permite que los científicos realicen análisis sin precedentes sobre la composición de los cultivos, midiendo simultáneamente miles de parámetros (incluyendo los genes, las proteínas y los metabolitos). De este modo, los científicos pueden determinar si la inserción de un nuevo gen en un grano de maíz altera su composición, y los gestores de riesgos pueden así comprender de qué modo el proceso de cultivo puede alterar el valor nutricional de un alimento (p. ej. nanotecnología, OGM, cultivos orgánicos).

Mejorar la comunicación de riesgos

SAFE FOODS ha realizado estudios entre los consumidores para descubrir cómo puede optimizarse la comunicación de riesgos. Los resultados indican que la información debe adaptarse a las necesidades de los consumidores, y reducir la incertidumbre y la variabilidad mediante la coordinación de la información. El proyecto recomienda que los esfuerzos de comunicación sobre riesgos alimentarios tengan en cuenta las prioridades en materia de reglamentación, las medidas preventivas, las acciones que se lleven a cabo y la experiencia de los gestores de riesgos alimentarios.

Modernizar el modelo de análisis del riesgo alimentario

Muchos médicos admiten que el modelo clásico de análisis de riesgos sigue siendo aplicable en la mayoría de las decisiones rutinarias sobre temas en los que no hay controversia. Sin embargo, SAFE FOODS considera que los temas controvertidos deben evaluarse en un contexto más amplio que el actual. SAFE FOODS recomienda una serie de prácticas que corrijan el modelo clásico de análisis de riesgos a fin de optimizar el proceso.

Algunas recomendaciones, como la inclusión de las partes interesadas en el análisis de riesgos, ya se han integrado parcialmente en el proceso regulador. La Comisión Europea ha establecido un “Grupo Consultivo de la Cadena Alimentaria y de la Sanidad Animal y Vegetal” y un “Grupo de Diálogo con las Partes Interesadas”. La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria ha creado una “Plataforma Consultiva de Partes Interesadas”.

Aún quedan áreas que requieren una mayor exploración, como el desarrollo de orientaciones técnicas sobre cómo y cuándo utilizar la tecnología ómica, y los programas de formación sobre cómo utilizar los resultados de estos análisis en la toma de decisiones.
Aunque el proyecto SAFE FOODS casi ha finalizado, el desarrollo de su innovadora metodología sigue adelante.

Referencia

 

Promoting Food Safety through a New Integrated Risk Analysis Approach (SAFE FOODS). European Commission Sixth Framework Programme Contract n° FOOD-CT-2004-506446

Para obtener más información (en inglés)

www.safefoods.nl

Podcasts relacionados
Seguridad alimentaria , Aspartamo, Dulces bajos en calorías, Origen de los alimentos
Seguridad alimentaria , Contaminación del alimento, Additives
SOBRE EUFIC
El Consejo Europeo de Información sobre la Alimentación (EUFIC) es una organización sin ánimo de lucro que proporciona información científica sobre la seguridad y calidad alimentaria y la salud y nutrición a los medios de comunicación, a los profesionales de la salud y la nutrición y a los educadores, de una forma que la pueden entender los consumidores.

Leer más
Fecha de la última actualización 17/04/2014
Visualizar todos los resultados de búsqueda