Para visitar la página de inicio del EUFIC, haga clic aquí
Seguridad alimentaria y calidad
Tecnología alimentaria
Food Risk Communication
Nutrición
Salud y estilo de vida
Enfermedades relacionadas con la dieta
Consumer Insights
(Solamente en inglés)
Food for thought
(Solamente en inglés)
Iniciativas de la UE
(Parcialmente traducido)
Bajo los focos
Equilibrio energético

Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Nosotros subscribimos los Principios del código HONcode.
Compruébelo aquí.



ALIMENTACIÓN HOY EN DÍA 12/1999

Alimentos funcionales

Food TodayAlimentos funcionales: aunque el término parezca más bien propio del nuevo milenio, sin duda alguna usted ya ha visto e incluso probado alguno de ellos. No dejan de ser alimentos, pero se han elaborado para aportar elementos específicos, provechosos para la salud, que se añaden a los nutrientes tradicionales que contienen de modo natural.

A medida que la ciencia de la nutrición evoluciona del concepto de "nutrición adecuada" al de "nutrición óptima", se desarrollan nuevos alimentos capaces de mejorar las condiciones físicas y mentales, así como de reducir el riesgo de contraer enfermedades.

Conscientes de que los fundamentos científicos son indispensables, los principales responsables de la comunidad científica europea, los organismos gubernamentales e intergubernamentales y la industria de la agricultura y la alimentación han creado un programa destinado a sentar las bases conceptuales para estos alimentos.

Todos los alimentos funcionales tienen un denominador común: actúan de forma beneficiosa sobre una o varias funciones específicas del organismo, pero para obtener estos efectos es preciso integrarlos en la dieta habitual.

Por regla general, los alimentos funcionales huelen y saben como sus equivalentes comunes y presentan el mismo aspecto que éstos.

Mientras que los consumidores europeos apenas si comienzan a acostumbrarse a este novedoso tipo de comida, los ciudadanos japoneses llevan décadas consumiéndo estos productos y, por ende, interesándose por la prevención sanitaria.

Se admite ya que los alimentos funcionales poseen propiedades específicas que pueden aprovecharse en las distintas fases de la vida y se considera que algunos de ellos podrían contribuir, por ejemplo, a reducir el riesgo de osteoporosis en las mujeres menopáusicas o el de afecciones cardiacas en los hombres de mediana edad.

Si bien es cierto que los alimentos funcionales pueden desempeñar ese relevante papel, es indispensable evitar que sus fabricantes los promuevan atribuyéndoles virtudes corroboradas por rumores más que por hechos. Con el fin de evitarlo, el Codex Alimentarius FAO/OMS de las Naciones Unidas, el Consejo de Europa y las entidades nacionales de regulación están redactando una normativa, por la que se podrán difundir únicamente las propiedades "verificables y probadas".

Según esta normativa, cualquier información relativa al carácter beneficioso para la salud indicada en las etiquetas no deberá inducir a engaño y habrá de basarse en pruebas científicas fiables. Lo idóneo sería demostrar que la substancia en cuestión es absorbida o llega efectivamente al punto donde ha de actuar. Debería probarse fehacientemente que la ingesta de dicho alimento en cantidades normales tiene un efecto fisiológico provechoso, como reducir la presión arterial, o que actúa positivamente sobre un indicador bioquímico, como el colesterol, a niveles medibles.

Aunque los alimentos funcionales son susceptibles de mejorar la salud, hay que valorarlos en su justa medida y disfrutar de ellos sabiendo que, si bien no son la panacea de todos los males, resultan beneficiosos y aportan un complemento saludable a una dieta apropiada y a un estilo de vida activo.

Ejemplos de alimentos funcionales innovadores

Alimento Propiedad funcional
Leche y yogures fermentados con cultivos probióticos Facilitar la digestión
Margarina, yogurt, queso para untar Estereoles y estanoles de origen vegetal reducen el colesterol y disminuyen el riesgo de padecer afecciones cardiacas.
Huevos ricos en ácidos grasos esenciales omega-3 3 – 4 huevos por semana proporcionarían el aporte de ácidos grasos n-3 recomendado para ayudar a reducir el riesgo de afecciones cardiacas.
Cereales para el desayuno El ácido fólico añadido podría ayudar a reducir el número de casos de bebés que nacen con espina bífida.
Pan, barras de cereales surtidos tipo Muesli Las isoflavinas añadidas podrían ayudar a reducir el riesgo la propensión a padecer cáncer de mama o próstata, afecciones cardiacas y osteoporosis.

Referencias

  • Bellisle F, Diplock ST, Hornstra G, Koletzko B, Roberfroid M, Salminen S and Saris WHM (1998) Functional Food Science in Europe. British Journal of Nutrition 80 (Suppl. 1), S1-S193.
  • Aggett PJ, Ashwell M, Bornet F, Diplock AT, Fern EB and Roberfroid MB (1999) Scientific Concepts of Functional Foods in Europe: Consensus Document. British Journal of Nutrition 81 (Suppl. 1), S1-S27.
Podcasts relacionados
SOBRE EUFIC
El Consejo Europeo de Información sobre la Alimentación (EUFIC) es una organización sin ánimo de lucro que proporciona información científica sobre la seguridad y calidad alimentaria y la salud y nutrición a los medios de comunicación, a los profesionales de la salud y la nutrición y a los educadores, de una forma que la pueden entender los consumidores.

Leer más
Fecha de la última actualización 02/09/2014
Visualizar todos los resultados de búsqueda