Para visitar la página de inicio del EUFIC, haga clic aquí
Seguridad alimentaria y calidad
Tecnología alimentaria
Food Risk Communication
Nutrición
Salud y estilo de vida
Enfermedades relacionadas con la dieta
Consumer Insights
(Solamente en inglés)
Food for thought
(Solamente en inglés)
Iniciativas de la UE
(Parcialmente traducido)
Bajo los focos
Equilibrio energético

Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Nosotros subscribimos los Principios del código HONcode.
Compruébelo aquí.



ALIMENTACIÓN HOY EN DÍA 03/2001

Nutrición y salud de la mujer

Food TodayEn el caso de muchas mujeres, el hecho de llevar una casa, criar a sus hijos y cuidar a los familiares ancianos, además de trabajar fuera de casa, puede influir en su bienestar físico y mental. Seguir una dieta y un estilo de vida sanos puede contribuir de modo significativo a que las mujeres gocen de buena salud a lo largo de toda su vida.

El rápido crecimiento durante la adolescencia, la menstruación y las necesidades del embarazo y la lactancia pueden aumentar el riesgo de sufrir carencias de nutrientes como hierro, ácido fólico y calcio. Los estudios sobre el estado nutricional revelan con frecuencia carencias crónicas de estos nutrientes, no sólo en edades tempranas sino a lo largo de toda la vida de las mujeres. Las dietas bajas en energía, los regímenes de adelgazamiento, los desórdenes alimentarios y el creciente número de vegetarianas hace que las mujeres sean aun más vulnerables a las insuficiencias nutricionales.

La importancia del hierro

Las mujeres en edad fértil tienen mayor necesidad de aporte de hierro y, por tanto, corren el riesgo de sufrir una deficiencia anémica. Es importante que tomen alimentos ricos en hierro y, en especial, los que se consumen en grandes cantidades y permiten una buena absorción de este mineral. El hierro de origen animal, procedente de la hemoglobina, que está presente en la carne y los productos cárnicos, se absorbe bien. Entre las fuentes de hierro de origen vegetal se encuentran las verduras verdes, las judías blancas, los cacahuetes y los cereales de desayuno enriquecidos. Los alimentos ricos en vitamina C también son importantes porque aumentan la absorción de este tipo de hierro.

El ácido fólico y el embarazo

Todas las mujeres en edad fértil que tienen posibilidades de quedarse embarazadas deben tomar ácido fólico diariamente con el fin de reducir el riesgo de que el feto padezca espina bífida y otros defectos en el tubo neural. Las necesidades de ácido fólico aumentan de forma considerable durante el embarazo y generalmente se recomienda que las mujeres en edad fértil consuman mG400 extras de ácido fólico al día en forma de complementos alimentarios o alimentos enriquecidos, o ambos, además de consumir una gran variedad de alimentos que lo contengan, como productos de casquería y verduras de hoja verde crudas.

El calcio fortalece los huesos

El calcio es un factor importante en la mineralización de los huesos y el desarrollo del esqueleto durante el crecimiento; se encuentra sobre todo en la leche, el queso, los yogures y las verduras verdes. Se ha constatado que algunos niños y adolescentes reducen el consumo de calcio justo en el momento en el que su necesidad de este mineral es mayor y el impacto en el estado de sus huesos se ve agravado por una reducción de la actividad física. Junto con otros nutrientes como el ácido fólico y las vitaminas B6, B12 C y D, que ayudan a formar la estructura del hueso en la que se va depositando el calcio, es necesario consumir cantidades adecuadas de calcio en el momento en el que se desarrolla el esqueleto, así como en los periodos premenopáusicos y postmenopáusicos. El descenso de producción de estrógenos en las mujeres que han llegado a la menopausia se asocia con una descalcificación acelerada del hueso y con osteoporosis en mujeres que han cumplido los cincuenta. En esa etapa de su vida, las mujeres pierden una media del 3% de su masa ósea por año.

Al ser su esperanza de vida superior a la de los hombres, las mujeres pueden esperar llegar a los 80 años o más y, como la edad de la menopausia no ha cambiado de forma significativa, una mujer puede llegar fácilmente a vivir 30 años - casi un tercio de su vida- en periodo postmenopáusico. Por tanto, es esencial que se fomenten conductas alimentarias positivas animando a las mujeres a seguir dietas variadas y equilibradas en todos los momentos de su vida para asegurar tanto su salud y bienestar, como los de su descendencia.

Referencias

  • The Nutrition Society (1997) Symposium on nutritional issues for women. Proceedings of the Nutrition Society 56 (1B), 291-391.
  • The Lancet (1997) Women's health. The Lancet 349 (supp. 1), 1-26.
  • National Dairy Council Nutrition Service (1996) Nutrition and women's health. Fact File no. 13. NDC, London.Aggett, P. (1995)
  • Iron and women in the reproductive years in British Nutrition Foundation: Iron, nutritional and physiological significance. Task Force Report, 110-118. Chapman and Hall, London.
SOBRE EUFIC
El Consejo Europeo de Información sobre la Alimentación (EUFIC) es una organización sin ánimo de lucro que proporciona información científica sobre la seguridad y calidad alimentaria y la salud y nutrición a los medios de comunicación, a los profesionales de la salud y la nutrición y a los educadores, de una forma que la pueden entender los consumidores.

Leer más
Fecha de la última actualización 01/09/2014
Visualizar todos los resultados de búsqueda