Para visitar la página de inicio del EUFIC, haga clic aquí
Seguridad alimentaria y calidad
Tecnología alimentaria
Food Risk Communication
Nutrición
Salud y estilo de vida
Enfermedades relacionadas con la dieta
Consumer Insights
(Solamente en inglés)
Food for thought
(Solamente en inglés)
Iniciativas de la UE
(Parcialmente traducido)
Bajo los focos
Equilibrio energético

Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Nosotros subscribimos los Principios del código HONcode.
Compruébelo aquí.



ALIMENTACIÓN HOY EN DÍA 05/2010

Desayunar con regularidad – un hábito saludable en la infancia y para el resto de la vida

El desayuno nos proporciona la energía y los nutrientes necesarios para empezar el día de manera adecuada. Desayunar con regularidad se relaciona con un mejor consumo de nutrientes y puede contribuir a mantener un peso corporal saludable. Es especialmente importante en el caso de niños y adolescentes ya que el desayuno facilita el aprendizaje y mejora el rendimiento escolar, en particular en niños con un estado nutricional deficiente. El desayuno es la comida que más nos “saltamos” y es importante que la población europea conozca los beneficios que aporta.
Romper el ayuno
 
La mayoría de los niños y jóvenes pasan rápidamente de estar dormidos, estado en el que el cuerpo ha ayunado durante varias horas, a un estado de gran actividad. Esto hace que aumente la demanda de glucosa de los músculos y el cerebro, por lo que necesitamos “combustible”. El desayuno termina con el ayuno nocturno y aporta energía para estimular la actividad del cuerpo y de la mente1,2. Sin embargo, del 10 al 30% de los niños europeos no desayunan, siendo los adolescentes y en especial las chicas quienes más omiten esta comida3,4.
 
Una comida nutritiva
 
En comparación con quienes no desayunan, los niños que sí lo hacen tienen mayor probabilidad de cumplir con las recomendaciones nutricionales y consumen más vitaminas, minerales y fibra1. Basta con echar un vistazo a la composición habitual del desayuno de los niños para comprobar por qué, ya que los productos lácteos, cereales, pan, zumo, fruta y huevos son los elementos más populares4. Además del aspecto nutricional, quienes desayunan muestran hábitos más saludables, incluyendo un mayor consumo de fruta y verdura, y más actividad física5.
 
Quienes desayunan están más delgados
 
En la actualidad hay pruebas claras que demuestran que los niños que desayunan tienden a estar más delgados. Recientemente, la revisión sistemática de dieciséis estudios en más de 59.000 niños y adolescentes europeos sobre el efecto de la omisión del desayuno en el control del peso halló que su consumo estaba asociado con un menor Índice de Masa Corporal (medida del peso en relación con la altura) y aparentemente protegía del sobrepeso y la obesidad6. Otros estudios revelan hallazgos similares1. Sin embargo, como en el caso de todos los estudios observacionales, no se puede deducir una relación de causa y efecto.
 
Rendimiento
 
Los estudios iniciales realizados en laboratorio confirman los efectos positivos del desayuno en los indicadores de rendimiento, incluyendo la recuperación de la memoria, la capacidad de concentración y la creatividad2. Una reciente revisión sistemática ha analizado 45 estudios en laboratorios y colegios para determinar si el desayuno tiene efectivamente un impacto en el rendimiento escolar1. Las pruebas sugieren que para los niños en edad escolar es más beneficioso desayunar que no hacerlo. Aparentemente, es más importante que los niños coman algo que el tamaño o tipo de desayuno que consuman. 
 
Clubes de desayuno
 
En el Reino Unido, a finales de los años 90, tras comprobarse los beneficios del desayuno se crearon iniciativas como los clubes de desayuno en los colegios7. Aparte de sus beneficios nutricionales, dichos clubes facilitan la interacción social de los niños, permiten comenzar el día de manera más relajada y se ha comprobado que mejoran la puntualidad, el comportamiento y la asistencia; efectos que tienen un probable beneficio en el aprendizaje infantil. Sin embargo, aunque en la mayoría de los estudios realizados en clubes de desayuno se ha observado una mejora de la motivación y concentración de los niños en las clases matinales, los beneficios son más claros en aquellos niños que inicialmente presentaban un estado nutricional por debajo del nivel óptimo1.
 
Campaña europea para promover el desayuno
 
Teniendo en cuenta los numerosos beneficios derivados del desayuno y la cantidad de niños que no lo toman, no resulta sorprendente que en 2008 se lanzara la campaña “Breakfast is Best” (Es mejor desayunar) para promover su importancia8. Tras esta campaña están la Asociación Europea de Médicos, la Federación Europea de Asociaciones de Dietistas, la Asociación Europea de Profesores y otras autoridades europeas en materia de salud; también cuenta con el apoyo de la Dirección General de Salud y Consumidores de la Comisión Europea. El objetivo de esta iniciativa es promover los beneficios del desayuno ante los responsables de la elaboración de políticas y animar al uso de mensajes como “desayuna todos los días” en las campañas de salud pública y los programas escolares.
 
Dar ejemplo
 
El desayuno mejora el consumo general de nutrientes y está asociado con el rendimiento y el control del peso, siempre que se respeten las necesidades calóricas individuales1,6. Es más probable que los niños y adolescentes desayunen en aquellas familias en las que los adultos también lo hacen. Por eso, hay que animar a los padres a predicar con el ejemplo9. En aquellos casos en que esto no sea posible, los clubes de desayuno escolares representan una alternativa al servir un desayuno nutritivo y ofrecer importantes beneficios sociales.
 
Referencias
  1. Hoyland A, Dye L, Lawton CL. (2009). Systematic review of the effect of breakfast on the cognitive performance of children and adolescents. Nutrition Research Reviews 22(2):220-243.
  2. Benton D, Parker PY. (1998). Breakfast, blood glucose, and cognition. American Journal of Clinical Nutrition 67(4):772S-778S.
  3. Rampersaud GC et al. (2005). Breakfast habits, nutritional status, body weight and academic performance in children and adolescents. Journal of the American Dietetic Association 105(5):743-760.
  4. Mullan BA, Singh M. (2010). A systematic review of the quality, content, and context of breakfast consumption. Nutrition and Food Science 40(1):81-114.
  5. Vereecken C, Dupuy M, Rasmussen M et al. (2009). Breakfast consumption and its socio-demographic and lifestyle correlates in schoolchildren in 41 countries participating in the HBSC study. International Journal of Public Health 54:S180-S190.
  6. Szajewska H, Ruszczynski M. (2010). Systematic review demonstrating that breakfast consumption influences body weight outcomes in children and adolescents in Europe. Critical Reviews in Food Science and Nutrition 50(2):113-119.
  7. UK School Food Trust. The impact of primary school breakfast clubs in deprived areas of London. December 2008. Disponible en: http://www.schoolfoodtrust.org.uk/doc_item.asp?DocCatId=1&DocId=94, consultado el 11 de Abril 2010.
  8. Breakfast is Best Campaign: http://www.breakfastisbest.eu/
  9. Pearson N, Biddle SJ, Gorely T. (2009). Family correlates of breakfast consumption among children and adolescents. A systematic review. Appetite 52(1):1-7.
SOBRE EUFIC
El Consejo Europeo de Información sobre la Alimentación (EUFIC) es una organización sin ánimo de lucro que proporciona información científica sobre la seguridad y calidad alimentaria y la salud y nutrición a los medios de comunicación, a los profesionales de la salud y la nutrición y a los educadores, de una forma que la pueden entender los consumidores.

Leer más
Fecha de la última actualización 02/09/2014
Visualizar todos los resultados de búsqueda