Para visitar la página de inicio del EUFIC, haga clic aquí
Seguridad alimentaria y calidad
Tecnología alimentaria
Food Risk Communication
Nutrición
Salud y estilo de vida
Enfermedades relacionadas con la dieta
Consumer Insights
(Solamente en inglés)
Food for thought
(Solamente en inglés)
Iniciativas de la UE
(Parcialmente traducido)
Bajo los focos
Equilibrio energético

Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Nosotros subscribimos los Principios del código HONcode.
Compruébelo aquí.



ALIMENTACIÓN HOY EN DÍA 11/2007

Recomendaciones sobre seguridad alimentaria para viajeros

Food Today¿Acaba de volver de las vacaciones de verano y ya está pensando en su siguiente escapada en busca del sol? Para muchos europeos, el otoño y el invierno son los periodos ideales para visitar destinos turísticos exóticos. Sin embargo, hay que tener cuidado, especialmente al visitar países en vías de desarrollo. Uno de cada tres turistas enferma a causa del consumo de agua o alimentos contaminados, en su mayoría sufren la diarrea del viajero. Su incidencia puede elevarse hasta el 80% entre quienes visitan destinos de alto riesgo en Asia, África y Latinoamérica. Pero no hay que alarmarse; las enfermedades transmitidas por los alimentos o el agua pueden evitarse si se toman algunas precauciones.

¿Por qué podemos enfermar cuando viajamos?

El consumo de agua o alimentos contaminados puede causar toda una serie de enfermedades que abarcan desde ligeros síntomas pasajeros (como vómitos o diarrea) hasta enfermedades de mayor gravedad y duración (como el cólera, el tifus o la hepatitis A). Las personas que visitan países tropicales y subtropicales también pueden infectarse con parásitos intestinales como las lombrices.

Al viajar al extranjero, nos exponemos a cambios repentinos que reducen las defensas naturales de nuestro sistema inmunitario. Quizás durmamos menos y nos estresemos al cambiar nuestros hábitos alimentarios y encontrarnos en entornos diferentes. También nos exponemos a gérmenes que nuestro organismo no está acostumbrado a combatir. Además, los riesgos para la salud se ven potenciados en climas cálidos o en condiciones higiénicas deficientes, que favorecen el crecimiento y la proliferación de microorganismos peligrosos.

¿Qué podemos hacer para reducir el riesgo de padecer infecciones?

En función del país que visitemos, es posible que necesitemos vacunarnos contra determinadas enfermedades graves. Si se viaja a destinos de alto riesgo, puede ser útil tomar medicamentos u otros preparados químicos para prevenir ciertas formas de diarrea. Los productos que contienen probióticos (bacterias “saludables”) son otra alternativa, menos agresiva, aunque su eficacia contra la diarrea del viajero no está demostrada. Lo más fácil es mantener bien activo nuestro sistema inmunitario durmiendo bien y comiendo de forma saludable antes de salir de viaje. Durante el mismo, hay que tener en cuenta que la causa más probable de infección es el consumo de agua contaminada y la manipulación inapropiada de los alimentos. Por lo tanto, el modo más eficaz de protegerse es usar el sentido común y tener unos hábitos básicos de higiene (como lavarse las manos con agua hervida o agua potable antes de comer). Sin embargo, también hay que seguir los consejos sobre seguridad que aparecen a continuación.

Consejos sobre seguridad alimentaria

  • Beba agua, preferiblemente con gas, procedente de envases sellados. Si tiene alguna duda, trate el agua con un sistema fiable de filtrado o un agente desinfectante como el yodo.
  • Evite el hielo en las bebidas y utilice agua potable para lavar los alimentos o cepillarse los dientes.
  • No compre alimentos en puestos callejeros u otros establecimientos, donde la falta de higiene sea evidente.
  • Hierva la leche no pasteurizada.
  • Coma alimentos cocinados y asegúrese de que estén totalmente hechos y de que no hayan permanecido durante horas a temperatura ambiente.
  • Pele todas las frutas y verduras que consuma y evite aquéllas que tengan la piel dañada.
  • Evite las ensaladas, cuyos ingredientes pueden haberse lavado con agua contaminada.
  • Evite los alimentos que puedan haber estado expuestos a moscas u otros insectos.
  • Evite los mariscos no cocinados y los platos que contengan huevo o carne blanca o roja crudos o poco hechos.
  • En países donde pueda haber presencia de biotoxinas venenosas en el pescado y el marisco, pida asesoramiento local.

¿Qué hacer si enfermamos?

La diarrea, el síntoma más probable que puede presentarse, provoca en ocasiones una deshidratación grave. Llévese soluciones de rehidratación oral o cómprelas una vez en su destino. Suelen venir en forma de polvos, que se disuelven en agua tratada o hervida. Si la diarrea dura más de 24 horas, los vómitos duran más de 12 horas, si hay presencia de sangre en las heces o si se tienen fiebre o calambres musculares fuertes, es preciso llamar al médico.

Referencias

  1. Evans MR, Shickle D, Morgan MZ. Travel illness in British package holiday tourists: prospective cohort study. J Infect. 2001, 43:140-7.
  2. Saarela M et al. Gut bacteria and health foods - the European perspective. International Journal of Food Microbiology. 2002, 78: 99– 117.

Más información

Foreign and Commonwealth Office: www.fco.gov.uk
Organización Mundial de la Salud: www.who.int/ith
Travel Doctor: www.traveldoctor.co.uk/diseases.htm

SOBRE EUFIC
El Consejo Europeo de Información sobre la Alimentación (EUFIC) es una organización sin ánimo de lucro que proporciona información científica sobre la seguridad y calidad alimentaria y la salud y nutrición a los medios de comunicación, a los profesionales de la salud y la nutrición y a los educadores, de una forma que la pueden entender los consumidores.

Leer más
Fecha de la última actualización 22/08/2014
Visualizar todos los resultados de búsqueda