El papel de los símbolos y las declaraciones de propiedades saludables en el comportamiento del consumidor: ¿hacen los consumidores lo que dicen que hacen?

Last Updated : 06 October 2016

Animar a los consumidores a comprar alimentos más saludables es una de las formas de mejorar la dieta de las personas. Los símbolos y las declaraciones de propiedades saludables de los envases de alimentos están concebidos para ayudar a que los consumidores estén informados para que hagan elecciones saludables, aunque su impacto no es del todo conocido. Por ello, se puso en marcha CLYMBOL («El papel de los símbolos y las declaraciones de propiedades saludables en el comportamiento del consumidor»), para investigar cuál era la influencia de los símbolos y las declaraciones de propiedades saludables. El proyecto, financiado por la Comisión Europea, divulga ahora sus conclusions.

¿Hacen los consumidores lo que dicen que hacen?

Por lo general los consumidores son conscientes de la importancia de ingerir alimentos saludables y nutritivos. Además, según las encuestas, se muestran interesados en la información nutricional. No obstante, si bien las personas suelen afirmar que les gusta la nutrición y los símbolos de propiedades saludables y que utilizan esta información durante la compra, no hay pruebas de que esta respuesta teórica se ponga efectivamente en práctica.

Por ello, un estudio CLYMBOL analizó si existe una posible discrepancia entre las preferencias indicadas y llevadas a cabo por lo que respecta al uso de símbolos de propiedades saludables en los alimentos. Para ello, se comparó el uso de los símbolos de propiedades saludables notificado por las personas con lo que habían comprado realmente.

Lo que las personas dicen se refleja en sus acciones

Los resultados sugieren que las preferencias indicadas (lo que las personas dicen) son importantes para su comportamiento de compra (lo que las personas hacen). Las personas que afirman que les gusta el símbolo de propiedades saludables Keyhole (véase la explicación más abajo) tienen una mayor probabilidad de comprar alimentos con dicho símbolo y también presentan una proporción mayor de productos adquiridos con este tipo de símbolos. No se registró la situación inversa. Las personas que prefieren alimentos sin el símbolo Keyhole no evitan comprarlos.

No se registró ninguna diferencia significativa entre el comportamiento indicado y el real en función del IMC del comprador. Los compradores con obesidad o sobrepeso fueron igual de coherentes con su preferencia indicada y real por los productos Keyhole que los compradores con un IMC normal o bajo. Por otro lado, los resultados también sugieren que aquellos que compraron menos productos saludables en general tienen menos probabilidades de comprar productos Keyhole. Por consiguiente, si los responsables de elaborar políticas desean incrementar la cuota de productos saludables vendidos en general, es importante aumentar la sensibilización y mejorar las actitudes hacia el símbolo de propiedades saludables. Si el objetivo es incrementar la cuota de productos saludables entre las personas que padecen obesidad o sobrepeso, las medidas deberían ser idénticas a las del resto de la población.

Por otro lado, el vínculo positivo entre las compras saludables de alimentos en general y el porcentaje de productos Keyhole adquiridos sugiere que los productos Keyhole son adquiridos principalmente por los hogares que ya son más saludables. Por consiguiente, uno de los retos importantes que resta es atraer a los hogares que más necesitan alterar su consumo a alternativas más saludables.

El studio

Estos resultados provienen de los datos de compra de un panel de hogares recopilados a lo largo de varios años a partir de un grupo de 2 500 consumidores daneses representativos que registran todos los días los alimentos que adquieren, la cantidad, el coste y el lugar de compra.

El conjunto de datos se empareja con la información nutricional de los productos, así como con información sobre si los productos incluyen el símbolo de propiedades saludables Keyhole en el envase.

Además, los datos incluyen respuestas de un cuestionario con preguntas sobre el uso del símbolo Keyhole. Se comparan los resultados de seis categorías de alimentos, como por ejemplo cereales para el desayuno y sopas, para averiguar si los resultados son diferentes en función del tipo de alimento.

El símbolo nórdico Keyhole identifica opciones más saludables en trece categorías de alimentos, como por ejemplo pan y pasta, así como frutas y hortalizas.

Los productores de alimentos pueden imprimir el logotipo en el frontal del envase de un alimento si reúne determinados criterios específicos de cada categoría de alimentos. No hay un registro central, pero la Administración Veterinaria y de Alimentos de Dinamarca (VFA) comprueba periódicamente que no se produzcan abusos.

El símbolo nórdico Keyhole es ampliamente conocido en Dinamarca. Nueve de cada diez personas conocen el logotipo, y seis de cada diez conocen su mensaje principal.

Más información

Sitio web del proyecto CLYMBOL: http://www.clymbol.eu/

Hieke S, Kuljanic N, Wills JM, Pravst I, Kaur A, Raats MM, van Trijp HCM, Verbeke W, Grunert KG. The role of health-related claims and health-related symbols in consumer behaviour: Design and conceptual framework of the CLYMBOL project and initial results. Nutrition Bulletin 2015, 40(1), 66. (Open Access)

Hieke, S.; Kuljanic, N.; Pravst, I.; Miklavec, K.; Kaur, A.; Brown, K.A.; Egan, B.M.; Pfeifer, K.; Gracia, A.; Rayner, M. Research paper: Prevalence of Nutrition and Health-Related Claims on Pre-Packaged Foods: A Five-Country Study in Europe. Nutrients 2016, 8, 137. (Open Access)

Part 1
Part 2

CLYMBOL —Papel de los símbolos y las declaraciones de propiedades saludables en el comportamiento del consumidor— ha recibido financiación para investigación del Séptimo Programa Marco de la Comunidad Europea (contrato n.º 311963).