La transparencia de la cadena alimentaria: pasado, presente y futuro

Last Updated : 25 November 2015

El concepto de "transparencia de la cadena alimentaria" se basa en el conocimiento y el acceso oportunos a la información relacionada con los productos, por ejemplo, su procedencia, su forma de procesamiento y almacenamiento, etc. Aunque los niveles de transparencia han ido cambiando con el paso de los años, un factor clave para conseguir la transparencia adecuada de la cadena alimentaria en los próximos años conlleva simplificar y aclarar la información existente al alcance de los consumidores.

John Keogh John Keogh

Pasado 

En los inicios de la industria alimentaria, no siempre se facilitaba información sobre cómo se procesaban los alimentos o, cuando se hacía, en ocasiones la información no era clara. La industria alimentaria no estaba regulada, los requisitos de inocuidad estaban mal definidos, y el fraude, la enfermedad y la muerte eran habituales. Afortunadamente, ésta ya no es nuestra realidad. 

Presente

Actualmente, la transparencia de la cadena alimentaria depende en gran medida del consumidor y del cambiante paradigma digital. Muchos titulares de marcas optan por imprimir códigos de barras en 2D en los productos alimentarios cuyo escaneado con un teléfono inteligente permite a los consumidores acceder a fuentes de información en línea sobre el producto y la empresa. 

Consumidores

Los consumidores son más conscientes que nunca de las cuestiones globales y se muestran más sensibles a ellas, en especial en lo que respecta a la inocuidad, autenticidad, ética y sostenibilidad de los alimentos que compran y consumen. Según afirma EuroMonitor International, "en 2015 las elecciones de consumo se han tomado cada vez más con el corazón: los consumidores están tomando decisiones basándose en el impacto positivo sobre el mundo y la comunidad mediante la compra de productos vinculados con causas, el creciente “consumo colaborativo” o la actitud "sí se puede" que tienen en común los Millenials"1.

La Asociación de Fabricantes de Productos Alimenticios (GMA por sus siglas en inglés) de Washington desarrolló un proyecto titulado "Iniciativa para la transparencia en la información al consumidor" (Consumer Information Transparency Initiative) a fin de entender mejor esta tendencia. Los primeros resultados del estudio demuestran que los consumidores consideran que la información completa es la prueba más clara de la transparencia, y quieren saber tanto lo bueno como lo malo. El acto de proporcionar información exhaustiva, independientemente de sus consecuencias, aumenta la percepción de transparencia plena, lo que puede ayudar a mejorar la confianza de los consumidores. La GMA también observó que no es indispensable proporcionar información nueva para aportar valor nuevo: la claridad y la precisión también son determinantes. Con frecuencia la información publicada resulta difícil de entender, por lo que los usuarios, incluso estos consumidores inteligentes, también obtienen un valor añadido si se les proporciona información ya existente dispuesta de manera más aprovechable.

Revolución digital 

A medida que nos sumergimos en la era de Internet, la confianza se puede ganar o perder con solo un clic del ratón, incluso sin que el consumidor haya adquirido o consumido el producto. Por necesidad, las empresas alimentarias han de recurrir a las herramientas digitales, como los medios sociales, para informar a los consumidores de forma ética y honesta. 

Futuro 

Aún queda mucho camino hasta comprender plenamente qué significa de verdad la transparencia de la cadena alimentaria para todas las partes interesadas. No obstante, ya sabemos que la información sobre los alimentos que proporcionan las empresas ha de ser honesta, ética, precisa, disponible y aprovechable para garantizar la confianza de los clientes y, en última instancia, la fidelidad a la marca. 

Biography of John Keogh.

Referencias

  1. EuroMonitor International (2012). White Paper: Top 10 Consumer Trends for 2015.