7 consejos para reducir el desperdicio de alimentos

Last Updated : 18 July 2017

Cada año se desperdician aproximadamente 88 millones de toneladas de alimentos en la UE, pero todos podemos actuar cambiando la forma en la que compramos, cocinamos y planificamos nuestras comidas para evitar el desperdicio de alimentos, dinero y recursos.1

  1. Compra solo lo que necesites
  2. Aprende a distinguir entre las “fechas de caducidad” y las “fechas de consumo preferente”
  3. Usa lo que tienes
  4. Evita servirte demasiado
  5. Reconoce los mohos
  6. Comparte tus excedentes de comida con otros
  7. Reutiliza los desechos cuando sea posible

7 consejos para reducir el desperdicio de alimentos

1. Compra solo lo que necesites

¡Solo es una ganga si podemos usar la comida a tiempo! "Compre uno y obtenga uno gratis" y otras ofertas a granel llevan a comprar más de lo que necesitamos, trasladando los desechos de la tienda a nuestra casa. En términos de desperdicio de alimentos, es sabio no comprar más de lo necesario.

Los trucos simples de "abuela" pueden ayudarnos a mantenernos concentrados cuando compramos alimentos.

  • Prepare un plan de comidas para la semana.
  • Use una lista de compras, anotando las cantidades requeridas.
  • Tener en cuenta las posibilidades de comer fuera de casa.

2. Aprende a distinguir entre las “fechas de caducidad” y las “fechas de consumo preferente”

La fecha de caducidad de los alimentos envasados nos indica cuándo es seguro comer el producto. La fecha de caducidad generalmente se encuentra en alimentos perecederos, como carne refrigerada, productos lácteos y comidas preparadas. Para evitar el desperdicio de alimentos, estos deben comprarse cuando sea necesario, y en la cantidad necesaria. Es mejor no abastecerse.

Las fechas de uso preferente” son más flexibles que “las fechas de caducidad”. Después de esta fecha, los alimentos como los frijoles secos, las lentejas y la pasta se pueden consumir de manera segura, aunque su calidad puede haber disminuido (por ejemplo, cambios en el sabor, el color y la textura). Confiar en nuestros sentidos debería ser suficiente para detectar la calidad de los alimentos con estas etiquetas.

3. Usa lo que tienes

¡No desperdiciar no es tan complicado!

  • Revise con regularidad lo que haya en la nevera y los armarios y consuma los alimentos que se acercan a su fecha de caducidad.
  • Gire las tiendas de alimentos cuando lleguen los comestibles frescos, de modo que aquellos con fechas de caducidad más cercanas estén más cerca y sean visibles.
  • Combine cualquier verdura que quede en una olla de pasta de "limpieza de la nevera", sopa, tortilla o salteado. Podemos disfrutar de una nueva receta y evitar tirar la buena comida.
  • Congelar los alimentos antes de su fecha. ¡Las frutas congeladas pueden ser un buen complemento para los batidos!

4. Evita servirte demasiado

Aquí hay algunas prácticas simples que ayudan:

  • Sirva porciones pequeñas y vuelva a servir, en lugar de raspar el exceso de comida de nuestros platos en la basura.
  • Use las sobras para el almuerzo del día siguiente.
  • Congelar para más tarde. Para obtener resultados más sabrosos, las sobras congeladas se deben usar dentro de tres meses (más información sobre cómo manejarlas de manera segura aquí).2
  • ¿No hay suficientes sobras para una comida completa? Mezcle y combine diferentes comidas, agregue un poco de ensalada o pan, ¡y aparecerá un banquete ante nosotros!

5. Reconoce los mohos

Si el moho aparece, si todavía podemos "rescatar" la comida depende de lo que sea. Las siguientes reglas generales pueden ayudarnos a saber qué hacer.

Los alimentos duros deben ser seguros para consumir una vez que se retira la parte mohosa junto con el área circundante. Esto incluye los quesos duros, las carnes curadas duras (como el salami y el jamón) y las frutas y verduras firmes (como la col, los pimientos, las verduras de raíz).

Los alimentos blandos deben desecharse una vez que comienzan a moldearse. Esto incluye sobras cocidas, quesos blandos, yogures y otros productos lácteos, pan, mermeladas y frutas y verduras blandas (como pepinos, melocotones, tomates, bayas, etc.).3 Esto se debe a que el moho se puede extender en alimentos blandos (y es posible que ni siquiera lo veamos).

6. Comparte tus excedentes de comida con otros

Si la comida sigue siendo segura, nuestra naturaleza como seres sociales puede desempeñar un papel en la solución.

  • Pregunte, amigos o colegas podrían hacer uso de lo que no haremos.
  • Compruebe si hay bancos de alimentos que acepten donaciones y distribúyalos a las personas necesitadas.
  • Invite a los vecinos a comer, no solo es una buena manera de hacer nuevos amigos.

7. Reutiliza los desechos cuando sea posible

Trate de reutilizar los restos de comida antes de que lleguen al compostador. Los tallos de brócoli se pueden cortar y cocinar tan bien como los flósculos, ¡y otros restos se pueden transformar en caldo casero!

Para lo que no se puede guardar, el compostaje es un proceso natural donde los microorganismos biodegradan el desperdicio de alimentos, convirtiéndolo en un material oscuro, terroso y rico en nutrientes que promueve un suelo saludable.

  • El compostaje comunitario y los contenedores separados para residuos de alimentos representan un paso en la dirección correcta. Podemos consultar con nuestro gobierno local para ver qué tipo de recolección de residuos de alimentos está disponible.
  • ¡O podemos alimentar nuestro propio jardín! El compost es una alternativa orgánica asequible al fertilizante comprado, pero es mejor atenerse a los alimentos de origen vegetal (ya que la carne y los productos animales pueden provocar olores no deseados y visitantes de plagas).4

Sitios web

  1. Love Food Hate Waste (Reino Unido)
  2. Too Good to Waste (Reino Unido)
  3. Wonky veg boxes (Reino Unido)
  4. FoodWaste (Irlanda)
  5. Stop Food Waste (Irlanda)
  6. Inglorious fruits & vegetables (Francia)
  7. Stop Spild Af Mad (Dinamarca)
  8. Eten Is Om Op Te Eten (Países Bajos)
  9. Slang Inte Maten (Suecia)
  10. Savethefood.com (Estados Unidos)
  11. Happy Hours Market (Bélgica)

Apps

 

References

  1. European commission website. Food waste section.
  2. EUFIC Food today, Safe food storage at home.
  3. USDA website, Food safety education section.
  4. Stop Food Waste website, Home composting section.