Las normas sobre comidas escolares en Europa

Last Updated : 09 May 2012

Las diferencias culturales y económicas influyen en el tipo y la calidad de las comidas escolares en toda Europa. Las comidas escolares contribuyen de forma sustancial a la energía total y la ingesta nutricional de los niños. Por tanto, los gobiernos, las escuelas y los padres se esfuerzan para mejorar el valor nutricional de las comidas escolares.

La comida escolar es una gran oportunidad para inculcar hábitos saludables y se ha establecido una relación entre las comidas escolares equilibradas y una mejor concentración en clase, mejores resultados académicos y menos días de ausencia por enfermedad1,2. Dada la importancia de estas comidas, ¿qué es lo que se está haciendo en toda Europa para garantizar que todos los niños disfruten de una comida equilibrada y agradable?

Normas de los paises sobre comidas escolares

Muchos países en Europa cuentan con políticas para que las escuelas puedan ofrecer comidas nutricionalmente equilibradas que reflejen también la cultura alimentaria general de cada país. A menudo, la comida se ofrece en un entorno similar al de una cafetería donde los niños reciben la comida desde un punto de servicio central (p. ej., Finlandia, Suecia e Italia)3.

En Finlandia y Suecia, donde todas las comidas escolares están totalmente financiadas por el gobierno, éstas siguen pautas alimentarias nacionales que incluyen el “modelo de plato”. Se presenta una comida de ejemplo para guiar el autoservicio de los niños. Las escuelas de Suecia recibirán una herramienta de evaluación basada en la Web4,5.

En Inglaterra, a la hora del almuerzo se ofrece una variedad de alimentos, cumpliendo con una serie de normas sobre alimentos y nutrientes. Se limita la disponibilidad de los alimentos ricos en sal, azúcares y grasas (p. ej., los alimentos fritos se limitan a no más de dos raciones por semana) y se fomentan los alimentos ricos en nutrientes (p. ej., al menos una ración de fruta y otra de verduras al día). La comida y la bebida que se ofrecen en una comida escolar normal deben cumplir con los criterios establecidos para 14 nutrientes distintos6.

En Francia, cada comida escolar tiene que incluir un plato principal (basado en carne, pescado, huevos, menudillos o queso), una guarnición, un producto lácteo y un entrante o bien un postre. Las normas nutricionales regulan con qué frecuencia se sirven los platos en un ciclo de 20 comidas. Por ejemplo, el ciclo debe incluir al menos 10 comidas acompañadas de verduras cocidas, 10 comidas con legumbres, alimentos con almidón o cereales y 8 comidas con fruta fresca de postre. Los tamaños de las porciones se establecen por plato y grupo de edad7.

Algunos países, como Noruega, Dinamarca, Países Bajos y Bélgica, no tienen un sistema obligatorio de comidas escolares. En la mayoría de países (excepto en Finlandia), las escuelas permiten que los niños lleven su propia comida preparada de casa3.

¿Que incluye una comida para llevar que sea equilibrada?

Preparar una comida saludable para llevar requiere esfuerzo, pero las sugerencias siguientes ofrecen una guía útil. Incluya alimentos variados para que los niños obtengan todos los nutrientes que necesitan.

Una comida para llevar equilibrada debe incluir8:

  • Al menos una porción de fruta y una porción de verduras (unas cuantas, crudas o cocinadas).
  • Una porción de alimentos con almidón (p. ej., bollo dulce de pan, pan de pita, un wrap de tortilla, pasta, arroz), y variedad integral cuando sea posible.
  • Una porción de productos lácteos (p. ej., leche semidesnatada, queso, yogur).
  • Una porción de alimentos proteicos: carne (p. ej., pollo, ternera sin grasa u ocasionalmente productos cárnicos como jamón o salchichas), pescado (pescado graso como el salmón o las sardinas al menos una vez cada tres semanas), huevos o legumbres.
  • Una bebida, ya sea agua, zumo de fruta o leche semidesnatada.
  • Algunas ideas de tentempiés son los frutos secos sin sal, la fruta fresca o deshidratada, las verduras cortadas con queso o hummus, una bolsa pequeña de patatas fritas, o las barritas o los bizcochos de frutas. Estos alimentos pueden incluirse de vez en cuando como algo variado y atractivo.

Disfrutar de la comida

En toda Europa, las normas de nutrición de las comidas escolares son la base para mejorar la ingesta nutricional de todos los niños en las escuelas. Sin embargo, esto solo tendrá éxito si los alumnos ven apetecibles estas comidas y las eligen, y este es un aspecto que no se ha tenido lo suficientemente en cuenta hasta ahora en la preparación de las comidas escolares. Por tanto, ahora se involucra a los niños desde el principio de la planificación del servicio de las comidas, lo que incluye una prueba de degustación. También se anima a los padres a involucrarse en las políticas de las comidas escolares. Los cambios en el espacio del comedor también pueden mejorar las elecciones de los alimentos, reducir los tiempos de cola y fomentar la interacción social. Lo más importante es que prestar atención a las comidas escolares debe formar parte del enfoque global de la escuela para el fomento de la salud1,9,10.

Referencias

  1. Storey HC et al. (2011). A randomized controlled trial of the effect of school food and dining room modifications on classroom behaviour in secondary school children. Eur J Clin Nutr 65(1):32–8.
  2. Belot M & James J. (2011). Healthy school meals and educational outcomes. J Health Econ 30(3):489–504.
  3. School Food Trust (2008). The provision of school food in 18 countries.
  4. Finnish National Board of Education (2008). School meals in Finland. Finnish National Board of Education.
  5. Livsmedelsverket website, Skolmåltider section.
  6. The Education (Nutritional Standards and Requirements for School Food) (England) (Amendment) Regulations 2011 No. 1190.
  7. Arrêté du 30 septembre 2011 relatif à la qualité nutritionnelle des repas servis dans le cadre de la restauration scolaire JORF n°0229 du 2 octobre 2011:16575.
  8. School Food Trust, packed lunches section.
  9. Harnoun D et al. (2011). Nutrient-based standards for school lunches complement food-based standards and improve pupils' nutrient intake profile. Br J Nutr 106(4):472–4.
  10. Bertin M et al. (2012). School meals in French secondary state schools: do national recommendations lead to healthier nutrition on offer? Br J Nutr 107(3):416–27.

References

  1. Storey HC et al. (2011). A randomized controlled trial of the effect of school food and dining room modifications on classroom behaviour in secondary school children. Eur J Clin Nutr 65(1):32–8.F
  2. Belot M & James J. (2011). Healthy school meals and educational outcomes. J Health Econ 30(3):489–504.
  3. School Food Trust (2008). The provision of school food in 18 countries.
  4. Finnish National Board of Education (2008). School meals in Finland. Finnish National Board of Education.
  5. Livsmedelsverket website, Skolmåltider section.
  6. The Education (Nutritional Standards and Requirements for School Food) (England) (Amendment) Regulations 2011 No. 1190.
  7. Arrêté du 30 septembre 2011 relatif à la qualité nutritionnelle des repas servis dans le cadre de la restauration scolaire JORF n°0229 du 2 octobre 2011:16575.
  8. School Food Trust, packed lunches section.
  9. Harnoun D et al. (2011). Nutrient-based standards for school lunches complement food-based standards and improve pupils' nutrient intake profile. Br J Nutr 106(4):472–4.
  10. Bertin M et al. (2012). School meals in French secondary state schools: do national recommendations lead to healthier nutrition on offer? Br J Nutr 107(3):416–27.