Programas exitosos para reducir el sobrepeso y la obesidad infantil

Last Updated : 03 May 2018

¿Es usted el alcalde de una ciudad, el director de una escuela o un padre activo que se preocupa por un ambiente saludable para sus hijos? Este artículo le ayudará a encontrar medidas exitosas que pueden afectar la salubridad de su escuela o barrio.

La infancia y la adolescencia son períodos críticos para introducir y estimular hábitos saludables. Sin embargo, la cantidad actual de niños con sobrepeso o con obesidad muestra que es más fácil decirlo que hacerlo. Muchos de esos hábitos de estilo de vida se establecen en las escuelas y guarderías, donde los niños pasan la mayor parte del tiempo. Además, los hábitos aprendidos a una edad temprana tienen una buena posibilidad de sobrevivir hasta la edad adulta, y también puede haber un efecto positivo si un niño influye en los comportamientos de salud de la familia. Entonces, ¿cómo prevenir y enfrentar la obesidad infantil?

Acción Conjunta sobre Nutrición y Actividad Física,  JANPA, por sus siglas en inglés, ha sido una iniciativa europea dirigida a identificar y recopilar estrategias exitosas para prevenir el sobrepeso en niños y adolescentes. Como parte de su trabajo, han desarrollado una caja de herramientas basada en la web  con una visión general de las medidas que tuvieron éxito en la introducción de buenas prácticas de salud en la vida temprana, por ejemplo, en las escuelas. La herramienta fácil de usar clasifica las medidas por "áreas de acción" según se define en el  Plan de Acción de la UE contra la Obesidad Infantil, y tiene una serie de filtros, por ejemplo, el tipo de escuela (preescolar, primaria, etc.).

Intervenciones en escuelas

¿Qué tienen en común los programas escolares más exitosos? Facilitan la alimentación sana y la actividad física. Los ejemplos incluyen ofrecer educación sobre nutrición, introducir clases obligatorias de actividad física y asegurarse de que siempre haya comidas saludables disponibles (Tabla 1). Otro ejemplo proviene del proyecto europeo STRENGTH2FOOD, que tiende a mejorar tanto la calidad nutricional como la sostenibilidad de las comidas escolares analizando los sistemas públicos de adquisición de alimentos y las cadenas (cortas) de suministro de alimentos.

En general, los enfoques integrados, donde las actividades físicas y la educación nutricional se implementan en las escuelas, tienen el mayor potencial para prevenir el aumento de peso en los niños. Además, estos programas no aumentan la desigualdad social en la salud, ya que proporcionan un fácil acceso a la actividad física y alimentos saludables para los niños de todas las clases sociales.

Restringir la comercialización de alimentos y la publicidad en las escuelas es una medida importante. Las escuelas pueden consultar una herramienta de la Organización Mundial de la Salud (OMS),  Modelo de Perfil de Nutrientes, para evaluar si los productos contienen demasiado azúcar, sal o grasa.

Para lograr con éxito una mejor prevención de la obesidad infantil, los expertos coinciden en que es crucial comenzar temprano en la vida y que todos los participantes involucrados deben trabajar juntos hacia el mismo objetivo. Estos incluyen familias, escuelas, médicos, productores de alimentos y responsables políticos locales. La caja de herramientas basada en la web de JANPA hace que sea mucho más fácil para los tomadores de decisiones locales, las escuelas y los padres encontrar información confiable sobre medidas exitosas que sean adecuadas para su escuela o barrio.

Tabla 1. Ejemplos de medidas exitosas para prevenir la obesidad infantil

 
Medidas exitosas Ejemplos
  • Facilitar la actividad física
  • Introducir pausas activas en las escuelas
  • Proporcionar fácil acceso a los alimentos saludables
  • Eliminar alimentos insalubres
  • Hacer contratos solo con compañías que proveen opciones saludables para alimentos y bebidas que se venden y / o proveen en las escuelas
  • Controlar los números, contenido y colocación de las máquinas expendedoras
  • Asegurar que el agua potable segura sea siempre accesible.
  • Restringir la comercialización de alimentos poco saludables
  • Prohibir toda publicidad dirigida a menores de 18 años en instituciones de bienestar y protección infantil, guarderías, escuelas primarias y sus dormitorios.
  • Mejorar la educación sobre nutrición y estilo de vida saludable
  • Proporcionar formación nutricional a los maestros y al personal de cocina de la escuela.
  • Preocuparse por niños con sobrepeso
  • Medir el peso y la estatura de los niños periódicamente.
  • Dar retroalimentación a los niños con sobrepeso y a sus padres con folletos y recursos en línea para promover prácticas de estilo de vida saludables.
  • Insertar a los niños afectados por la obesidad en un programa de estilo de vida supervisado.
  • Seguimiento y revisión para los niños con sobrepeso
  • Sistema nacional de vigilancia escolar que evalúa el desarrollo físico y motor de los niños.
  • Tomar la iniciativa
  • En ausencia de regulación nacional o municipal, establecer políticas escolares propias.
  • Abrir las escuelas a los padres para que conozcan la pedagogía y sean activos en el proceso.