La estevia: un edulcorante natural con muchas posibilidades

Last Updated : 14 November 2009

Utilizada por los pueblos indígenas de Sudamérica desde hace siglos, recientemente la estevia ha suscitado un gran interés. La planta contiene unos edulcorantes naturales denominados glicósidos de esteviol cuyo sabor es 300 veces más dulce que el azúcar, sin aportar calorías. ¿Se trata de una nueva alternativa a los edulcorantes que podría contribuir al control del peso? Los consumidores europeos tendrán que esperar.

Sabor dulce

A todos los bebés les gusta el sabor dulce, independientemente de la dieta de la madre durante el embarazo. Las preferencias alimentarias de niños y adultos por las sustancias edulcorantes vienen definidas por sus propias experiencias alimentarias y, por lo tanto, varían considerablemente de una persona a otra1.

Actualmente existe toda una gama de edulcorantes en el mercado que proporcionan sabor dulce sin la energía asociada al azúcar2. En este gran grupo de compuestos se incluyen edulcorantes como el aspartamo, el acesulfamo K, la sacarina, la sucralosa y los glicósidos de esteviol que tienen un sabor varios cientos de veces más dulce que el azúcar. Como sólo se requiere una cantidad muy pequeña para lograr un sabor dulce, su aportación calórica es insignificante en comparación con el azúcar. A diferencia de otros edulcorantes, los glicósidos de esteviol ofrecen como ventaja adicional su origen totalmente natural, igual que el azúcar.

El origen de la estevia

La Stevia rebaudiana Bertoni, más comúnmente conocida como estevia, recibió el nombre del botánico suizo Moisés Santiago Bertoni que fue el primero en describir esta planta. Crece en Centro y Sudamérica y pertenece a la misma familia que el girasol y la achicoria. La estevia, muy cultivada por sus hojas dulces, fue utilizada durante siglos por los indígenas de Sudamérica como edulcorante, añadiéndola a infusiones y otras bebidas. En sus hojas pueden encontrarse dos compuestos principales de glicósidos con propiedades edulcorantes: esteviósido y rebaudiósido A. Estos compuestos tienen un sabor de 200 a 300 veces más dulce que el azúcar por lo que basta con una cantidad muy pequeña para endulzar cualquier producto. Recientemente, estos glicósidos han sido objeto de estudios de seguridad para la aprobación de su uso.

Posibles beneficios para la salud

Igual que otros edulcorantes intensos, los glicósidos de esteviol permiten que los consumidores disfruten del sabor dulce sin contribuir al consumo energético diario ya que no contienen una cantidad significativa de calorías. El uso de estos edulcorantes de gran intensidad en sustitución de los azúcares añadidos puede ser un complemento eficaz para el control del peso3. Las personas que padecen un raro trastorno genético conocido como fenilcetonuria deben controlar el consumo de fenilalanina de cualquier fuente, incluyendo el aspartamo. Para ellos, los glicósidos de esteviol son una opción edulcorante sin fenilalanina.

La estevia en el mundo

La estevia sigue cultivándose en Latinoamérica aunque ahora son los países asiáticos los que lideran el mercado de su producción. China es el mayor productor de estevia del mundo, mientras que Japón y Corea son los mercados más importantes para los extractos de estevia en la actualidad. Hace poco, EE. UU., Australia y Nueva Zelanda han autorizado ciertos preparados de estevia como ingredientes de alimentos y bebidas en sus mercados.

¿Qué hay de Europa?

En 1999, la Comisión Europea denegó la autorización a las plantas de estevia o sus hojas secas como alimento o ingrediente alimentario porque no existían suficientes pruebas sobre su seguridad. Por consiguiente, los alimentos o bebidas que contienen estevia o extractos de esta planta como ingredientes no están autorizados en la Unión Europea. Desde entonces se han realizado numerosos estudios sobre su seguridad. En el 2008, grupos de expertos de alto nivel emitieron opiniones apoyando la seguridad de los glicósidos de esteviol puros. El Comité Mixto FAO/OMS de Expertos en Aditivos Alimentarios (JECFA) estableció una ingesta diaria admisible (IDA) para los glícosidos de esteviol puros (≥ 95%), corroborando su seguridad como edulcorante alimentario4. La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA) respondió también favorablemente a la sumisión del dossiers sobre la seguridad de los glícosidos de esteviol con un elevado grado de pureza5. JECFA, ha establecido una IDA de 0-4 mg/Kg de peso corporal expresado en esteviol, lo que equivale a 12 mg/kg de peso corporal como rebaudiósido A o 720 mg para una mujer de 60 Kg o 840 mg para un hombre de 70 Kg4.

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) va a realizar una evaluación combinada de la seguridad de los glicósidos de esteviol para marzo de 2010. En caso de obtener una opinión favorable de la EFSA, es probable que se actualice la directiva de la UE sobre edulcorantes para incluir los glicósidos de esteviol. Francia ha autorizado el uso de rebaudiósido A con una pureza del 97% en alimentos y bebidas durante un máximo de 2 años6. Por ello, probablemente asistamos a la aparición de productos edulcorados  con glicósidos de estevia en algunos mercados europeos en un futuro próximo.

Referencias

  1. Phelan S, Lang W, Jordan D and Wing RR (2009) Use of artificial sweeteners and fat-modified foods in weight loss maintainers and always-normal weight individuals. International Journal of Obesity advance online publication 28 July 2009; doi: 10.1038/ijo.2009.147
  2. Joint FAO/WHO Expert Committee on Food Additives (JECFA). Evaluation of certain food additives. WHO Technical Report Series 952, 2009.
  3. FDA response letter GRAS Notice No. GRN 000253, 17 December 2008.
  4. French Ministry of Economy, Finance, and Employment. Arrêté du 26 août 2009 relatif à l’emploi du rébaudioside A (extrait de Stevia rebaudiana) comme additif alimentaire. Le Journal officiel de la République française, Edition n° 0206, 6 September 2009.

Updated 14 November 2011

On 11 November 2011, the European Commission granted final regulatory approval for the use of stevia extracts in food and beverages

Having considered the assessments done by EFSA in April 2010 and January 2011, and acknowledging the need for new products which are energy-reduced to be placed on the market, the European Commission has granted final regulatory approval for the use of steviol glycosides as sweetener at appropriate maximum use levels.

Official Journal of the European Union L295, 12 November 2011, Volume 54, Page 207 (Commission Regulation (EU) No 1131/2011 of 11 November 2011 amending Annex II to Regulation (EC) No 1333/2008 of the European Parliament and of the Council with regard to steviol glycosides).

European Food Safety Authority (EFSA) established an Acceptable Daily Intake for the safe use of steviol glycosides

The European Food Safety Authority’s scientific Panel on additives, the ANS Panel, assessed the safety of steviol glycosides, sweeteners extracted from plant leaves, and established an Acceptable Daily Intake for their safe use, in April 2010. The assessment was sent to the European Commission for it to consider whether or not to authorise the substances in the European Union for their proposed use in particular in sugar free or reduced energy foods such as certain flavoured drinks, confectionery with no added sugar or energy reduced soups.

Toxicological testing showed that the substances are not genotoxic, nor carcinogenic, or linked to any adverse effects on the reproductive human system or for the developing child. The Panel set an Acceptable Daily Intake (ADI) of 4 mg per kg body weight per day for steviol glycosides, a level consistent with the already established by the Joint FAO/WHO Expert Committee on Food Additives (JECFA).

The Panel pointed out, however, that this ADI could be exceeded by both adults and children if these sweeteners are used at the maximum levels proposed by the applicants. In January 2011, EFSA reviewed its previous assessment concluding that although the revised exposure estimates are slightly lower than those of the April 2010 opinion, adults and children who are high consumers of foods containing these sweeteners could still exceed the ADI established by the Panel if the sweeteners are used at maximum levels.

Steviol glycosides are intense sweeteners extracted from the leaves of the stevia plant (Stevia rebaudiana Bertoni). These substances, such as stevioside and rebaudioside, range in sweetness from 40 to 300 times sweeter than sucrose.

EFSA reviewed the safety of three dossiers supporting requests for authorisation. Food additives such as sweeteners must be explicitly authorised at European level before they can be used in foods.

EFSA Revised exposure assessment for steviol glycosides for the proposed uses as a food additive (January 2011).

EFSA Scientific Opinion on the safety of steviol glycosides for the proposed uses as a food additive.