Los beneficios y la sostenibilidad de las cadenas de suministro de alimentos cortas

Última actualización : 11/06/2021

Los modelos más directos de distribución y consumo de alimentos, conocidos como cadenas de suministro de alimentos cortas, están generando interés por su potencial para producir beneficios sociales, económicos y medioambientales, en comparación con las prácticas más convencionales. De hecho, este tipo de cadenas cortas pueden ofrecer beneficios mutuos tanto para los agricultores como para los consumidores, ayudar a generar un sistema alimentario más sostenible y, al mismo tiempo, contribuir con la resolución de algunos de los problemas medioambientales y sociales más urgentes. Actúan como un modelo para aumentar la transparencia, la confianza, la equidad y el crecimiento en toda la cadena agroalimentaria, y contribuyen a mejorar la competitividad y la sostenibilidad general del sistema agroalimentario europeo.

La siguiente infografía ha sido diseñada conjuntamente por los proyectos SMARTCHAIN y Strength2Food para proporcionar una descripción general de cómo y en qué contexto las cadenas de suministros de alimentos cortas pueden ser beneficiosas. A continuación, encontrará más información sobre la investigación de los proyectos, que sustenta estos beneficios.1,2

Evaluación de la sostenibilidad y el impacto de las cadenas de suministro de alimentos cortas - Strength2Food

El proyecto Strength2Food produjo un informe que analiza los impactos económicos, sociales y medioambientales de las cadenas de suministro de alimentos cortas y su sostenibilidad.3,4 La investigación se basó en observaciones de 208 empresas alimentarias, involucradas en 486 cadenas del mercado, de los 6 países europeos antes mencionados, así como de Vietnam.

El estudio sugiere que este tipo de cadenas cortas permiten que los productores se beneficien financieramente al obtener un gran porcentaje del margen que, de otro modo, absorberían diferentes intermediarios en cadenas más largas (por ejemplo, mayoristas, distribuidores o minoristas). Los productores también perciben un mayor poder de negociación cuando venden a través de las cadenas alimentarias cortas. Entre los beneficios asociados más importantes se incluyen la creación de empleo y la promoción de la equidad de género, debido a mayores oportunidades laborales para mujeres en las actividades logísticas y comerciales, en comparación con lo que sucede en las cadenas más largas. Aunque los recursos laborales necesarios para los procesos de ventas no son los mismos en todos los casos, en general, este tipo de cadenas parece requerir una mayor mano de obra, en comparación con las cadenas más largas, y esto debido a una variedad de razones. Por ejemplo, además del tiempo que dedica el productor al transporte y la venta a través de mercados de agricultores o actividades similares, es posible que el empaque también esté a cargo del productor en lugar del minorista, lo que requiere considerablemente más tiempo en la preparación para la entrega a granel. Curiosamente, el estudio también reveló que los actores involucrados en las cadenas de suministro cortas también suelen participar simultáneamente en las cadenas de suministro convencionales. Esto les ayuda a compensar los riesgos y las deficiencias de las cadenas cortas (como la demanda limitada) mientras continúan disfrutando de los beneficios asociados con la venta directa.

Con respecto a los impactos medioambientales de las cadenas cortas, la evidencia resulta menos clara. De hecho, estas cadenas se pueden asociar con mayores distancias de transporte y una mayor huella de carbono. Esto se debe a que quienes participan en ellas, especialmente los consumidores, pueden sumar un gran número de viajes para transportar cantidades relativamente pequeñas de alimentos por vez. Sin embargo, la huella de carbono de los diferentes tipos de cadenas cortas no es uniforme y puede diferir en gran medida según la región y las dimensiones de los mercados.

Evaluación del impacto medioambiental y socioeconómico de las cadenas de suministro cortas - SMARTCHAIN

A través de una combinación de evaluaciones del ciclo de vida y un estudio sobre las percepciones que los productores de alimentos tienen de los beneficios de las cadenas de suministro de alimentos cortas, el proyecto SMARTCHAIN analizó las innovaciones introducidas por este tipo de cadenas en seis estudios de casos europeos seleccionados y representativos desde una perspectiva medioambiental, social y económica, en comparación con las prácticas relacionadas con las cadenas alimentarias convencionales.

En general, las cadenas cortas parecen permitir la retención de un mayor porcentaje del valor agregado a nivel local, con efectos positivos en el mantenimiento del empleo local, particularmente en las áreas rurales. Más allá de las razones socioeconómicas, la integración y el empoderamiento sociales adquieren una significativa importancia cuando los productores de alimentos eligen este tipo de cadenas, que demuestran tener un mejor impacto social, con menos discriminación de género, menos corrupción, una competencia leal y jornadas laborales adecuadas. Entre las ventajas más importantes de participar en cadenas de suministro de alimentos cortas, se han mencionado la conexión directa con los consumidores, el control del producto a lo largo de la cadena de valor y la integración en la comunidad local. En particular, las relaciones entre los profesionales a lo largo de la cadena de valor y el vínculo con los consumidores son más cordiales, y existe más solidaridad y cooperación. Por último, el impacto de la crisis de la pandemia de COVID-19 en los negocios que dependen de las cadenas cortas varió mucho según el país y el tipo de productos: los productores de alimentos de origen animal informaron un impacto significativamente más positivo que otros sectores.

Los principales impactos medioambientales de los productos agrícolas en todos los diferentes tipos de cadenas de suministro están relacionados con la producción primaria, especialmente la aplicación de fertilizantes y productos fitosanitarios, y el uso de la tierra. Debido a la gran variedad de cadenas cortas, no ha sido posible extraer conclusiones generales con respecto a los impactos medioambientales de la logística de este tipo de cadenas. El uso que los consumidores hacen del transporte puede ser muy ineficiente, ya que los parámetros básicos son la distancia recorrida en automóvil por kilogramo de producto, la gama de productos y los hábitos de compra (a granel o porciones pequeñas). En cambio, el empaque no contribuye de manera significativa, aunque es un aspecto importante en toda la cadena de suministro. En este sentido, el impacto está relacionado con la materia prima (el vidrio suele tener un mayor impacto que los plásticos) y con la manera en que se lleven a cabo las prácticas de reutilización o desecho, si es que se aplican. Dependiendo del caso, los envases generan efectos medioambientales positivos, como la extensión de la vida útil del producto y la reducción de desperdicios de alimentos.

References

  1. Belletti G. & Marescotti A. (2020) Short Food Supply Chains for promoting Local Food on Local Markets. United Nations Industrial Development Organization (UNIDO)
  2. Vittersø G. et al (2021) Strategic Guide on Short Food Supply Chains. Strength2Food website.
  3. Malak-Rawlikowska A et al. (2019). Measuring the Economic, Environmental and Social Sustainability of Short Food Supply Chains. Sustainability 2019, 11(15), 4004.
  4. Vittersø G. et al. (2019) Short Food Supply Chains and their Contributions to Sustainability: Participants' Views and Perceptions from 12 European Cases. Sustainability 2019, 11(17), 4800.