La estrategia “Farm to Fork” de la UE: ¿es posible lograr que el sistema alimentario europeo sea más saludable y sostenible?

Última actualización : 07/03/2022

En el año 2050, será necesario alimentar a 10 mil millones de personas en el mundo. Al mismo tiempo, nos enfrentaremos los mayores desafíos a nivel medioambiental, climático y sanitario, inéditos en la historia de la humanidad.1 ¿Cómo alimentaremos a la futura población mundial sin agotar aún más nuestro planeta? ¿Cómo garantizaremos el acceso a alimentos suficientes, inocuos y nutritivos? ¿Y cómo haremos para que los alimentos sigan siendo asequibles como parte de una cadena de suministro justa? Todos estos interrogantes representan importantísimas cuestiones por resolver. La estrategia "Farm to Fork" (F2F, De la granja a la mesa)2 de la Comisión Europea tiene como objetivo acelerar la transición hacia un sistema alimentario justo, saludable y que no perjudique el medioambiente.

¿Qué es la estrategia "Farm to Fork"? ¿Cuándo fue lanzada?

La estrategia F2F se lanzó el 20 de mayo de 2020 y forma parte del Pacto Verde Europeo, una hoja de ruta que permitirá a la Unión Europea (UE) convertirse en la primera región climáticamente neutra para 2050. Es una estrategia integral de 10 años que tiene como objetivo abordar el desafío de producir y consumir alimentos de manera justa y sostenible, garantizando que no se exceda la capacidad de nuestro planeta. Asimismo, apunta a reducir el impacto medioambiental y climático resultante de la forma en que producimos y consumimos alimentos, garantizar la seguridad alimentaria y la salud de los ciudadanos a través del acceso a alimentos suficientes, nutritivos y sostenibles, preservar la asequibilidad de los alimentos y generar ingresos económicos más equitativos para todos los involucrados en el cadena de suministro. Esta es la primera vez que la UE presenta un enfoque tan holístico de transición hacia sistemas alimentarios sostenibles, proporcionando medidas y objetivos para cada etapa de la cadena alimentaria, desde la producción y el procesamiento, hasta la distribución y el consumo.2

¿Cómo funciona la estrategia "Farm to Fork"?

La estrategia F2F tiene seis objetivos principales2:

  • Garantizar la producción sostenible de alimentos;
  • Garantizar la seguridad alimentaria;
  • Fomentar prácticas sostenibles de procesamiento de alimentos, ventas mayoristas, ventas minoristas, hospitalidad y servicios de alimentos;
  • Promover el consumo sostenible de alimentos y facilitar la adopción de dietas saludables y sostenibles;
  • Reducir la pérdida y el desperdicio de alimentos;
  • Luchar contra el fraude alimentario a lo largo de toda la cadena de suministro.

Para permitir que la UE alcance estos amplios objetivos, la estrategia también describe una serie de metas concretas que deben cumplirse en cada área. Por ejemplo, para 2030, deberían aplicarse técnicas de agricultura ecológica en el 25 % del total de las tierras agrícolas; el uso de productos químicos y ciertos pesticidas agrícolas debería disminuir en un 50 %; y las ventas en la UE de agentes antimicrobianos para animales de granja y agricultura deberían reducirse en un 50 %.

El plan también detalla varias medidas que implementará la Comisión Europea (CE) en los próximos años para permitir que los actores del sistema alimentario logren estos objetivos. Por ejemplo, en lo relativo a garantizar la producción sostenible de alimentos, la CE ha establecido un plan de acción para incentivar al sector agrícola a incorporar prácticas como el secuestro de carbono (capturar y almacenar dióxido de carbono para reducir el recalentamiento de la atmósfera) y métodos de cultivo que promuevan la biodiversidad. A fin de facilitar la adopción de dietas saludables y sostenibles, la Comisión propondrá normas y marcos de etiquetado de alimentos que permitirán a los consumidores tomar decisiones alimentarias sostenibles y saludables. Con el objetivo de reducir la pérdida y los desperdicios de alimentos, propondrá en la UE una revisión de las normas sobre el marcado de la fecha (fechas de caducidad y consumo preferente) para mejorar así el uso y la comprensión de las etiquetas.

En conjunto, todas estas medidas apuntan a que el sistema alimentario de la UE se convierta en un estándar global de sostenibilidad. A mediados del año 2023, se evaluará la estrategia con el fin de determinar si se necesitan más medidas para alcanzar los objetivos2.

¿Qué implica la estrategia "Farm to Fork" para el futuro de la alimentación en Europa?

La estrategia F2F es una hoja de ruta ambiciosa que permitirá adoptar un sistema alimentario más sostenible. Sin embargo, para que pueda impactar de la manera prevista, deberán superarse varios desafíos. Una cuestión clave relacionada con la implementación de la estrategia es que la Comisión aún no ha definido con claridad el concepto y los principios generales de los sistemas alimentarios sostenibles. Hasta que no se logre un entendimiento común de este concepto multidimensional, será difícil formular objetivos coherentes, adoptar un enfoque de sistemas apropiado y asumir los compromisos concretos y claros que necesitan todas las partes interesadas.3 La CE está elaborando la legislación de referencia sobre sistemas alimentarios sostenibles, que respaldará la implementación y que entraría en vigor a finales de 2023.

Otro desafío importante está relacionado con el hecho de que la estrategia F2F establece objetivos claros que deben alcanzarse para 2030 en determinadas áreas (por ejemplo, en el uso de pesticidas y la agricultura orgánica); sin embargo, los objetivos para otras áreas son menos concretos. Asimismo, algunos objetivos abordan una parte específica del sistema alimentario sin contemplar explícitamente las posibles consecuencias relacionadas para otras partes del sistema (p. ej., el objetivo de que la producción orgánica alcance un 25 % de las tierras agrícolas también impactará en el manejo posterior de la cosecha, la logística, los planes comerciales de diversos actores del sistema alimentario, la distribución, la venta minorista, etc.). La estrategia también ha recibido críticas por no abordar temas como las técnicas de edición genética y la biotecnología. Por otro lado, existe la inquietud de que los Estados miembros no han manifestado la suficiente ambición para convertir la estrategia F2F en legislación y, posteriormente, en planes de acción.4

La participación y el compromiso de todas las partes interesadas, incluidos los productores, los procesadores, los minoristas y los consumidores de alimentos europeos, son cruciales para implementar con éxito la estrategia y lograr un verdadero cambio sostenible en el sistema alimentario de Europa. Dado que se planea completar una gran cantidad de diferentes medidas habilitadoras para 2024, todavía queda mucho trabajo por hacer. Para garantizar que la estrategia "Farm to Fork" pueda desplegar todo su potencial, se necesitará un sólido compromiso de los Estados miembros de la UE y una coordinación multinivel entre la UE y los gobiernos de sus Estados, con una mayor cooperación entre las instituciones y dentro de ellas.

References

  1. Willett, W., Rockström, J., Loken, B., Springmann, M., Lang, T., Vermeulen, S., ... & Murray, C. J. (2019). Food in the Anthropocene: the EAT-Lancet Commission on healthy diets from sustainable food systems. The Lancet, 393(10170), 447-492.
  2. European Commission Communication COM/2020/381 (2020). Communication from the Commission to the European Parliament, the Council, the European Economic and Social Committee and the Committee of the Regions: A Farm to Fork Strategy for a fair, healthy an
  3. European Commission SCAR SWG Food Systems Policy Brief (2019) The added value of a Food Systems Approach in Research and Innovation. Luxembourg: Publications Office of the European Union.
  4. Schebesta, H., & Candel, J. J. L. (2020). Game-changing potential of the EU’s Farm to Fork Strategy. Nature Food, 1(10), 586–588.
  5. SAPEA, Science Advice for Policy by European Academies. (2020) A sustainable food system for the European Union. Berlin: SAPEA.